La Frazada Que Galopa

Ésta es una historia real que transcurre en nuestros días y tiene como protagonistas de la misma a un matrimonio, desde su casamiento hasta bien pasados los diez años de feliz convivencia ( a veces más, a veces menos, pero el promedio es bueno) y una frazada. Si. No leyó mal.

Quizás lo sepan, quizás no, pero sucede que cuando uno se casa y tiene la suerte de recibir varios regalos puede que no todos sean del agrado de la pareja agraciada. Así podemos citar un par de veladores que caminaban por esa fina linea que separa el mal gusto de la falta de respeto y que como se merecían terminaron siendo regalados una vez que el matrimonio hubo regresado de su Luna de Miel.

Pero la frazada en cuestión era marcada como "fea" por el dibujo o estampado que ostentaba: un corcel galopando hacia su libertad y como "querida" por la calidez que prometía a quien se arropase con ella.

Así era y así fue durante diez años. La frazada abrigo al matrimonio pero siempre anulada por un cubrecama traidor que no dejaba ver su dorado equino al galope.

En los últimos tiempos, y aquí viene el misterio, sus dueños descubrieron una particularidad de la frazada que la hacia distinta a cualquier otra ropa de cama que jamás hayan tenido: durante la noche mientras el matrimonio dormía la frazada se desplazaba en la dirección que indica el caballo con su galope.
Si su marcha es hacia donde duerme él, ella, en medio de la noche se despertaba muerta de frío y notaba que estaba tapada solamente con la sabana y el cubrecama traidor de turno.

Si su marcha tenia sentido opuesto, él pasaba frío y se despertaba en medio de la noche refunfuñando y empezaba a los tirones para poder arroparse y volver a dormir.

Qué fuerza especial hace que el caballo asome su cabeza por debajo del cubrecama hasta quedar en muchas ocasiones sobre el suelo de la habitación?

La foto sólo es ilustrativa.

El enigma está planteado.

Descansen y recuerden taparse bien.

Comentarios

Sil ha dicho que…
JA! Qué cosa con este caballito travieso!
Y si los dos duermen pegaditos del lado de la cabeza del susodicho?
O si los dos se prenden de la cola para que no se mueva?
Será que por fin se resigna a no galopar mientras los humanos duermen?
Elena ha dicho que…
Gracias x tu comentario en el blog de Agustín, soy "su mujer" y me agrada saber tu opinión sobre las mujeres, sinceramente, no esperaba menos de tí.
Ah!; por cierto, ¡JODETE! tú, (ya que es lo que nos mandas a nosotras).
Gustavo ha dicho que…
Sil: si, suerte que ya vienen los dias lindos y se va a reposar hasta mayo el caballito.beso

Elena : ya te deje una exlicacion en tu blog y lo mismo con el de Agustin.
Saludos.
Elena ha dicho que…
Ya he visto tu comentario en mi blog, "disculpas" aceptadas y puesto que las acepto tambien las pido por el ¡JODETE! tú, tampoco ha estado bien por mi parte.
Saludos.
Gustavo ha dicho que…
Todo bien Elena, saludos!
Vivi ha dicho que…
jajajaja!!!!
TAVO ahorrate unos mangos y compra frazada nueva... no se por que presiento que la cabeza siempre esta de tu lado!!!!! o sera que viene diseñadas de fabrica porque en casa aveces pasa lo mismo!!!
comola entiendo a ALE!!!!
BEsotes a todos y buen finde!!!!
MagoWalteriot ha dicho que…
Qué buen misterio! aunque creo que los veladores feos que la pareja regaló, en realidad servían para mantener calmado al espíritu del caballo y sus ansias de libertad.. Como la pareja regaló esos candelabros místicos (tal era su función) el caballo se liberó. Suerte que la pareja no encuentre una mañana estiércol en la casa. Tendrían que probar colocando alfalfa del lado de la cola del caballo, para equilibrar las energías.. Saludos!
mujer, pájaro y estrella ha dicho que…
bien, he leído y he reído... me reduzco, si me limito, a citar a Baudelaire:
"Habrá advertido el lector que el hombre no evoca las imágenes sino que las imágenes se le ofrecen espontánea y despóticamente"

Si si, espontánea y despóticamente.... jaja, nada mejor para mi, reflejan las palabras de Baudelaire lo que me transmitieron tus letras galopeantes.

Un abrazo, te sigo.
Ari
Gustavo ha dicho que…
Vivi: no me conviene comprar un frazada nueva: de vez en cuando el caballito deja que va entre las sombras de la noche las curvas de Ale y ponga una manito encima con alguna esperanza de mas.
Besos
Walteriot: Puede ser, eh! quizas una confabulacion entre los veladores y la frazada...puede ser...voy a estudiar esa posibilidad, abrazo.

Mujer: te lleve a pensar en Baudelaire? Uf, no será mucho?
Gracias por pasar y me alegra que quieras volver, un beso.
En un ratito paso por tu lugar.
Vivi ha dicho que…
Ay !!! amigo!!! me encanta como escribis!!! y bueno sera cuestion de que te toque la cabeza de tal noble corcel!!!! Vamos TAVO todavia!!!
Besotes a vos y la familia!!!
Vivi ;)
Gustavo ha dicho que…
Vivi: muchas gracias! me halaga lo que decis aunque admito que no siempre me gusta lo que escribo.
besos a vos y tu flia.

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda