Entradas

Hoy no me desperté bien. Me costó salir de la cama. Más de una hora. Cancelé un par de planes que no había confirmado y me bañé. Me olbigué a levantarme.
Después me fui. Sin rumbo. Real.
Me subí al tren y pensé en lugares donde brille el sol y haya algo que ver sentado desde algún lugar.
Terminé en plaza de mayo.
Visité al General y miré las palomas sentado al sol.
Después subte. Un pancho en Once, porque no había almorzado. Y el tren al pago.
Cada tanto me dejé ganar por el bajón y se me estrujó un poco el pecho un par de veces.
Tanto a la mañana como a la tarde las palabras y chistes de Daniela en el teléfono me ayudaron a reir un poco.
Hoy fue un día del padre distinto al de los últimos 16 años. Malena está en Mendoza jugando un torneo de Handball. Con Joaco nos fuimos a lo de mi hermana menor en Floresta. Comimos, nos divertimos y lo pasamos muy bien. Como siempre.
Ayer fui al cine con Joaco y después a tomar algo y mirar el partido.
Ya pasaron más de dos meses que me fui y no quiero volver.
Hay momentos que son duros, claro. Pero no quiero volver.

Ponele como quieras

En septiembre/octubre empecé a sentirme mal en el trabajo. No quería ir más. Estaba podrido de tratar con gente que te reclama y te hace escándalo por unos pares de pesos.
Llegaba a la puerta y me quedaba hasta último momento en el auto, boludeando con el telefono.
Presenté un CV en autopistas del oeste, para ver si podía ingresar a cubrir vacaciones de verano de diciembre a marzo. Mi condición de Bombero Voluntario con cierta antigüedad y el conocer a varios Bomberos qhe trabajan ahí me sumaba muchas chances.
Me llamaron. Pasé los exámenes y quedé para cubrir vacaciones en turno noche, de 22 a 06.
Fue duro. Porque al no estar efectivo no podía dejar el viejo y odiado trabajo. De noche en autopistas y de día en la oficina y cuando podía iba al Cuartel.
Arranqué el 27 de diciembre. La noche del 31 me encontró trabajando y con Ale y los chicos en la costa con una familia amiga en un departamento que habíamos alquilado antes de saber que entraba en autopistas.
Conocí mucha gente y lo p…
Imagen

5 Años

Un día como hoy de 2008 nacía éste Blog. Con unas palabras de Neruda trataba de dejar en claro lo que pensaba en ese momento y que es algo que sigo pensando.  A ustedes que hicieron que éste blog llegue a cinco años en el aire, con muchas intermitencias y muchas ausencias, mis más sentido agradecimiento. Hasta Siempre!
Quien muere?
"Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce. Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú. Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos,sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos. Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un …

#

Sigo con esa costumbre de ir conociendo gente. Siempre me gustó conocer nuevas personas y decidir el lugar que ocupan en mi vida.  Así llegué al hoy difunto msn. Y conocí un par que han pasado al olvido casi. Después vino el Blog. Los blogs en realidad. Primero éste y después "Paredes" que me hizo conocer otra gente bien diferente de la que conocí con "Mi Bloger..." De las personas que conocí a través de éste blog es muy difícil que me olvide. Éste espacio me acercó gente muy buena y que a pesar de la falta de contacto sigue bien cerca de mi corazón por los momentos compartidos, los gestos y las charlas y consejos. Y llegué a twitter sin saber bien como funcionaba. Pensando que era una especie de minuto a minuto de la vida. Que sólo lo usaban personajes de la farándula y otras boludeces así. Y me equivoqué. Otra vez. Al principio lo usaba sólo para subir actualizaciones del blog de arte urbano y seguía a gente relacionada a eso y me seguían algunos. Con el tiempo,…

Patricio

Imagen
Me acuerdo que llegamos a casa, bajamos del auto en la puerta y escuchamos maullar un gato, miramos hacia el árbol de la casa de al lado y vimos un gatito de no más de 3 meses subido ahí y que lloraba. Lo bajé y los chicos, que en ese momento tenían 6 años Joaquín y no más de 2 Malena, enseguida le trajeron un platito con leche y ya se habían adueñado del felino.  Patricio le pusieron de nombre. En "homenaje" al compañero fiel de Bob Esponja.  Siempre callejero, Patricio entraba y salía cuando quería y como podía. Dormía en nuestras camas, en el placard, y si tenía comida comía y si no pedía. Su mayor virtud siempre fue el compañerismo. Cuando alguno de los chicos estaba en cama el se acostaba a sus pies. Lo mismo con Ale y conmigo, incluso cuando nos sentíamos tristes. Siempre lo destacamos por ser uno de los pocos gatos que conocíamos que nos lamía la mano. Hoy me levanté tarde, último día de vacaciones, y llegó Ale del trabajo y me avisó que estaba en el pasto tirado. Fu…