Ponele como quieras

En septiembre/octubre empecé a sentirme mal en el trabajo. No quería ir más. Estaba podrido de tratar con gente que te reclama y te hace escándalo por unos pares de pesos.
Llegaba a la puerta y me quedaba hasta último momento en el auto, boludeando con el telefono.
Presenté un CV en autopistas del oeste, para ver si podía ingresar a cubrir vacaciones de verano de diciembre a marzo. Mi condición de Bombero Voluntario con cierta antigüedad y el conocer a varios Bomberos qhe trabajan ahí me sumaba muchas chances.
Me llamaron. Pasé los exámenes y quedé para cubrir vacaciones en turno noche, de 22 a 06.
Fue duro. Porque al no estar efectivo no podía dejar el viejo y odiado trabajo. De noche en autopistas y de día en la oficina y cuando podía iba al Cuartel.
Arranqué el 27 de diciembre. La noche del 31 me encontró trabajando y con Ale y los chicos en la costa con una familia amiga en un departamento que habíamos alquilado antes de saber que entraba en autopistas.
Conocí mucha gente y lo pasé muy bien.
Con la guita compramos una cocina nueva, paseamos, salimos a comer e hicimos muchas cosas que venian demoradas por cuestión de $.
Estuve en autopistas hasta el último día de marzo de éste año. Y volví a la rutina de la oficina. Y a sentirme mal.
Un día, hace casi un mes, me volvieron a llamar para cubrir vacaciones de invierno. Arranqué el 30 de junio y sigo hasta el 3 de septiembre.
Trabajo de noche de vuelta y de día en la oficina. Espero algún día quedar efectivo y poder dejar la ofi.
Que se yo.
El tener que volver a la oficina al 100% me pone mal pero no se como describirte esa sensación. Ponele como quieras.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La que se Murió de Amor - Leyenda

La Boca del León