Sin querer

Sin querer la vida y yo llegamos bien
hasta aquí, hasta hoy.
No pedí nacer pero bueno, aquí voy,
como vos, como todos.


Amores que vienen y que van.
Abrazo, llanto y despedidas.
Sublime el sueño que me dejó
en el lugar justo donde estoy.


Sin querer me tocó ser lo que soy
día y mes, también años.
No pedí que hubiera esa noche de amor
que se fue hace tiempo.


Caminos que nunca se tocan
y otros se cruzan al azar.
Sublime el sueño que me dejó
en el lugar justo donde estoy.





León Gieco

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda