Todo Cambia



“Mi papá era un tipo que las paso muy fieras - reflexiona con la mirada perdida en un elegante tapiz artesanal y agrega - mi mamá siempre estuvo firme para sostenerlo primero y después para continuarlo.Sesenta y dos años tenia él cuándo se murió, pero parecía tener ochenta o noventa. Se murió tan gastado… Mi papa pintaba trenes en una época, allá en Tucumán, en Tafi Viejo, hasta que quedo cesante. Trabajo no encontró entonces se vino para Buenos Aires. Algo mejoró nuestra situación con la platita que nos mandaba. Trabajo en el puerto, fue bolsero, estibador, pero no podíamos aguantar sin el. Y se volvió; menos mal que se volvió. Mi madre nos dijo: “En esta casa habrá mas penuria, menos pan, pero estaremos todos juntos”.


La triste y desolada narración fue interrumpida por María-la empleada-que gentilmente nos convidaba café con bizcochos. Tras lo cual la señora Mercedes Sosa prosiguió : “Al volver a Tucumán mi padre consiguió trabajo en el Ingenio Guzmán, alimentaba chimeneas. Era el trabajo mas duro que existía en esa época. ¿Tenes idea de lo que es, con el calor del norte, meterle fuego a las chimeneas?. Discúlpame si lloro…”


Con simpleza y espontaneidad Mercedes, esbozó recuerdos de su madre: “Ahora quiero hablar de mi madre. ¡Uy, mi mamita querida! Ella ha trabajado mucho y a sufrido tanto…Era lavandera, pero además cosía, daba vuelta los cuellos de las camisas, planchaba pilas de ropa con aquellas planchas de carbón que había que esperar como una hora para que se calentaran. A nosotros la mamá nos tenia hechos una pinturita, nos vestía con ropa que le regalaban y rehacía. Íbamos por la vida como si nada nos faltara… Cuando en la noche no teníamos para comer, mi mamá nos sacaba al Parque 9 de Julio para que jugáramos y nos distrajéramos; parece que comíamos aire, pero el aire no llena el estomago y no es lo mismo no comer para adelgazar que no comer porque no hay. Pero no importa la mía fue una hermosa infancia"(*)



Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo

Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia el mas fino brillante
De mano en mano su brillo
Cambia el nido el pajarillo
Cambia el sentir un amante

Cambia el rumbo el caminante
Aúnque esto le cause daño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Cambia el sol en su carrera
Cuando la noche subsiste
Cambia la planta y se viste
De verde en la primavera

Cambia el pelaje la fiera
Cambia el cabello el anciano
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Pero no cambia mi amor
Por mas lejo que me encuentre
Ni el recuerdo ni el dolor
De mi pueblo y de mi gente

Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana

Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia
Cambia todo cambia

Pero no cambia mi amor...



(*) Éste texto me llegó en un mail de Ariel Espinoza desde Tucumán.

Comentarios

mariana ha dicho que…
que pena que me da, de verdad...tengo muchas despedidas últimamente...
un abrazo!
Gus ha dicho que…
Otro para vos Miralunas.

Mariana: a mi tambien me da pena, mucha pena. Abrazo-
La Diva ha dicho que…
Volvi... lindo el post sobre la Negra una voz inigualable ...

Gracias Gus por estar
Sil ha dicho que…
Qué triste, Gus!
Y a veces nos olvidamos de ser agradecidos...
Besos
Haifa ha dicho que…
Que desconectada estoy del mundo, no me había enterado :o(
Mi viejo la adoraba y escuchaba siempre su música.

Abrazos!
Gus ha dicho que…
Volvio Diva! Que contento me pone!
No hay porque.
Un beso.

Sil: es verdad nosotros nos olvidamos pero hay gente que es ma agardecida de naturaleza.
Que linda Foto. Un beso

Haifa: Celebro tu desconexion sideral, un beso querida.
Vivi ha dicho que…
La Sosa me remonta a aquellos años de la primaria en que la seño Rosita nos ponia a ensayar canciones de ella como La masa, o cuando cantamos Como la cigarra entre otras tanta que La Negra a interpretado.
Esa voz que nunca se podra olvidar, como los recuerdos que seguiran vivos en nuestros corazones!!!
Gus ha dicho que…
Si me acuerdo de haber cantado alguna de esas canciones que mencionas, pero no me acuerdo ni a palos de la señorita Rosita...Me acuerdo sí de una que mientras practicabamos Cancion a la Bandera nos cagaba a pedos cuando deciamos
...su color le dio ó ó ó! remarcando la o como si fueramos Papa Noel.
Que bolas!
Un beso Vivi.

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda