Bendita Música

Ayer no me acosté bien. No estaba bien. Por ende pasé una noche de mierda. Me dormí tipo una y media, después de varias vueltas en la cama y me desperté cinco y veinte. Y hasta que me levanté no deje de pensar un minuto.
Sentía mucha bronca. Mucha indignación.
Ese sentimiento me duró casi toda la mañana. A la negra tambien le costó dormir.
Por lo mismo.
Estuve mal en el Cuartel. Mientras salí a cobrar a los clientes. Y mientras estaba en la oficina.
Ahí, en la oficina, prendí la radio como siempre y escuche éste tema que me llena el alma cada vez que lo escucho. Y mientras pasaba los números en la compu y lo escuchaba, no pude evitar que se me nublara la vista con un par de lágrimas que querían salir. Pero las aguanté ahí.
Y me hizo bien esa conjunción musical-sentimental-climatológica (porque el día ayudaba al bajón). A partir de la música me sentí mejor.

Comentarios

Clara y Pepe (los Chuquis) ha dicho que…
Es así, la música adecuada obra milagros. Nosotros tenemos varios temas que usamos como "levanta ánimos". Pero para ser sinceros, si uno quiere una cura de fondo, por decirlo de alguna manera, hay que ocuparse y arreglar las cosas que contribuyen a ponernos mal. El tema es que a veces, uno no quiere "ocuparse" de esas cuestiones y las deja a un lado, pero tarde o temprano, comienzan a hacerse sentir.
En fin, un abrazo y ojalá consigas "remontar ese barrilete"... hilo no te falta.
Gus ha dicho que…
es verdad, a veces dejamos de lado esos "ruidos molestos" y los tapamos con musica u otras cuestiones, pero, tambien, existen los casos en que esos ruidos son ajenos y por mas que intentemos el ruido molesta y no se va.
Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda