Ay Verano... Parte 5 - Final

Sin duda lo más anecdotico del viaje fue el regreso. Pero es convenviente que les comente algunos detalles que pasé por alto al momento del relato en si mismo y que vienen a continuación:


  • Cuando llegamos a Chascomús, a la ida, ya les comenté que paramos a desayunar y me desgracié en el baño de Mc Donalds. Bueno ésta situación mía continuo en los dias siguientes hasta el Miercoles en que asistí a una Clinica de San Clemente donde me medicaron y empece a sentirme mejor. Mi ánimo estaba bastante aspero ya que moría por una paella en un Restaurant del Puerto.

  • La rotura del cable del freno de mano, la noche anterior a salir para la costa generó que estando allá haya tenido que visitar a un mecanico un par de veces ya que se trababa una de las cintas de freno trasero y hacia ruido.

  • Mientras esperaba a la grúa sentado en el cordón de la vereda de la pseudo-terminal le mandé un mensajito a Haifa contandole de lo que ocurría y me contestó sabiamente : No sabés como te vas a reir de ésto en un tiempo! Tenia razón.
  • Durante el viaje de vuelta y ya en la ruta , habiendo entrado en conversación con el chofer del camión noté habiendo transcurrido unos cien km que el hombre pestañeaba muy lento. Si eso que leen: pestañeaba en camara lenta. Y no sólo eso, si bien su cabeza parecia estar normalmente proporcionada se ve que su nariz pesaba demasiado por lo que de tanto en tanto tendía a dar uno o dos "cabezazos". Viendo esto rebobine sobre lo que habiamos hablado hasta ahí y recordé ésta conversacion:
Gustavo: -...y hoy? mucho laburo? Una cagada con tanto calor no?
Chofer: -seee....masssomenos...a la madrugada me mandaron al km 320 de la 11 (ruta 11) a levantar un auto y lo llevé hasta Pinamar....volví a mi casa y me mandaron a llevar un auto hasta La Plata y cuando volví a mi casa me llamaron para llevarte a vos....ni tiempo de comer tuve...
Gustavo: -..uh...y encima con este calor no?
Chofer:....pst!... 


  • En ese instante me di cuenta que el hombre no pestañeaba en camara lenta ni le pesaba la nariz...se estaba durmiendo! Desde ese momento y hasta que paramos en una Estación de Servicio luego de pasar por Chascomus hablé de todas las boludeces que se le pueden ocurrir a un ser humano con tal de mantener despierto al chofer del camión. Cuando se detuvo se tomó un cafecito doble y arriba se clavó un Speed. Luego de ésta mezcla  los ojos del hombre parecian el dos de Oro!

  • Obviamente a Ale no le dije nada hasta que llegamos a casa.

  • Antes de llegar a Chascomus y en un silencio que se dío mientras Yo buscaba tema de conversación puso en el estereo un grupo de cumbia que hacia covers en castellano de clasicos del rock internacional. Si, una patada al higado.

  • En casa, a la noche, los chicos se quisieron ir de su abuela y los dejamos. Con Ale repasamos el día y al final agradecimos las vacaciones que nos tomamos.
Pero lo más importante que noté ese día y que me llenó el corazón fue justo después que subimos al camión, me di vuelta para ver si los chicos se habian puesto el cinturón y la miré a Ale. Y saben que? Me regaló una sonrisa hermosa y me hizo ver con ese gesto que estaba conmigo y sentí que eso era suficiente para mi. Que nada podía empañar las vacaciones que vivimos juntos.

Comentarios

miralunas ha dicho que…
sabe qué? mientras usté contaba sus peripecias, yo sabía que todo iba a terminar así!

ustedes se merecen uno al otro!

y cómo me alegra eso, querido gus!
Gus ha dicho que…
Gracias Miralunas!!!
Un beso grande
Sil ha dicho que…
Qué lindos!!!!
Como Yoshi me dice siempre: "somos un equipo".
Así los veo yo a ustedes también.

Abrazotes a los cuatro!
Vivi ha dicho que…
que lindo tavo!!!!!
Mori con el ultimo punto
son una familia hermosa!!!!
y se merecen lo mejor
mas alla de los pormenores yo mayores que tengas lo bueno es que contas con ella y el amor incondicional de tu familia, esos peques hermoso.
un besoooote a los cuatro>!!!


:)
Gus ha dicho que…
Gracias Sil! Un besote.

Gracias Vivi! Un beso grande a vos y tu flia!

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda