La Esquina

Hoy vi una escena, mientras hacia la cola para entrar al cajero, que me hizo recordar un momento de mi vida. De hace muchos años....más de veinte.


Ésta escena que vi me llegó y me pegó. Me hizo pensar.


Un hombre bastante mayor, no muy bien de salud, caminaba muy despacito agarrado del brazo de un chico de no más de 17 años, que se me "antojó" era el sobrino.


En un momento el hombre le dice algo al pibe y ambos se detienen. Esperan un ratito mientras el hombre busca una mejor posición. Se ve que el sobrino le dice algo, supongo que lo anima. A los dos minutos llega un remis, suben ambos y se van.


A mi tío se le hinchaban los pies, era diabetico. El doctor le habia recomendado que camine, pero tenia los pies como dos empanadas y le costaba mucho, mantenerse parado.

Entonces me pidió si lo acompañaba a caminar, y fuimos a dar una vueltita. Hicimos media cuadra y necesito apoyarse en mi para seguir. Cuando llegamos a la otra esquina, Alvarez Thomas y Concepción Arenal, necesito apoyarse y descansar un buen rato en una pared de un negocio porque no podía seguir.

Yo me quedé callado. Sin saber que decir. Me hubiera gustado saber que decir, como quizás lo sabia éste pibe que les conté.


Cuando vuelvo al barrio, de tanto en tanto, y paso por esa esquina me arrepiento de mi silencio y aunque sé que quizas fué producto de mi corta edad me da bronca y no puedo evitar que se me haga un nudo en la garganta.

Comentarios

Los amigos del duende ha dicho que…
Son momentos en los que uno queda anulado... la verdad que nunca me paso porque siempre fui muy bocon...

de hecho a veces pienso en cosas que debería haber CALLADO... pero se cual es el sentimiento...

te jode si te pido que cambies de color el fondo o la letra porque no se ve nada... graciass campeon ...
Haifa ha dicho que…
Como te entiendo Gus. A mi me pasa cuando veo a un viejito en la puerta, sentado en una silla, con la mirada perdida y algún familiar al lado haciendole compañía.
No puedo evitar pensar en mi viejo y en ese otoño de su mente.
Quizás nos quedamos quietos porque ya la vivimos, pero a veces no puedo evitar acercarme a charlar con la persona y con su familiar, ambos agradecidos te devuelven la sonrisa y la charla.
Cuando me tocó estar de ese lado, me hubiese encantado que alguien me dedicara unas palabras, solo una palabra hubiera sido una caricia para el alma. Que simple, no?

abrazos amigos! besos a Ale!
Ale ha dicho que…
sabes a mi la misma esena me hace acordar mucho a mi y mi abuelo.
a el le cotaba caminar porque tenia efisema en un pulmon.
y yo no tenia mas de diez años y lo acompañaba y cada 20 el se apoyaba en la pared y yo lo esperaba y sabes tambien tengo la misma postal en la cabeza solo que la esquina es la de saens peña y centenario.
yo lo veia como a un viejito ese verano murio y tenia 59 años.
muchas veces el silencio y la compania sola la compania es un regalo maravilloso ,vos y yo lo sabemos bien.
debe estar muy feliz y orgulloso de ese momento y de vos .segun escuche te pareces mucho no y creo que tambien en los silencios ,
Gustavo ha dicho que…
Duende: Tengo una particularidad que me ha traido algunos problemas, cuando tengo que hablar me quedo callado y cuando tengo que medir las palabras me vuelvo muy verborragico. Un cagada.

Ya estaba considerando tu pedido porque la plantilla debe tener un defecto ya que tarda en cargar y a veces lo hace mal. Disculpa las molestias.Abrazo

Haifa: es verdad, hay momentos en que uno espera "esas" palabras que nunca llegan, esas cosas nunca se nos enseñan,no? A decir la palabra justa en el momento que alguien lo necesita. Una pena.-Un beso

Ale: quizas a mi me pase por que no me es tan cotidiano pasar por esa esquina, pero debe ser raro tener los recuerdos ahi, cuando levantamos la mirada, cuando cruzamos la calle o como decia Haifa , en la puerta de casa.
Y como te paso con tu abuelo, creo nos hubiese gustado que se quede un rato mas con nosotros.
Un beso.
Sil ha dicho que…
Yo no tengo experiencias como esas porque desde que nací, tres de mis abuelos ya no estaban, y a la cuarta abuela, no la vi muchas veces. Y mis tíos, cuando vivía en Argentina estaban todos fuertes todavía.

Pero desde que vine a Japón tengo mucho interés en los viejitos. Una de las razones debe ser la edad (cuando sos adolescente no querés tener nada que ver con los "viejos", como decíamos); y otra de las razones debe ser que, en una época en que no lograba comunicarme con la gente joven por causa del idioma, los viejitos me hablaban como si nada, porque creo yo, no se daban cuenta de que soy extranjera (suele pasar bastante). Y, aunque yo no les entendía bien, podía sentir el interés de charlar, de hacerme probar mil y una rarezas, y el cariño cuando me decían "vení de nuevo, sí?"
Fue desde ahí que comencé a amar la sonrisa de los viejitos, y decidí no perder la oportunidad de charlar un poquito, aunque me repitan y me hagan repetir cientos de veces la misma cosa, aunque no los entienda bien porque le faltan algunos dientes o porque hablan en un japonés arrastradísimo... eso no importa.
Porque, como dijo Haifa, yo también quiero que alguien me dedique un tiempito cuando me toque estar ahí.

"Todo lo que el hombre sembrare, eso también segará". La Biblia (Gálatas 6:7)
Gustavo ha dicho que…
Sil, a mi me paso algo similar con los abuelos: el padre de mi vieja murio cuando ella era joven ( hace mucho), la madre un toque antes que yo naciera, el padre de mi viejo no lo conoce ni su madre y me quedo la madre de mi viejo que la verdad... no nos llevabamos demasiado bien. Asi que estamos parejos por ahi.
Mi interes viene por donde vos decis, la edad y el usar la cabeza desde otro punto de vista. El punto de vista es todo.
Ojala, llegue a conocer a mis nietos y los deje que me quieran. Ale dice que voy a ser medio cascarrabias, pero me pongo un par de fichas, porque soy yo nada mas. Je
Un beso.

Gracias a todos por sus comentarios, hacia mucho que no me salia un tema tan movilizador.
Saludos
LUX AETERNA ha dicho que…
Me gustó lo dulce lo veraz y lo simple de un relato que trasluce un motón de cosas y entre ellas lo buena persona que sos.
Te mando un abrazo
Gustavo ha dicho que…
Lux, muchas gracias por tus palabras. Un abrazo.

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda