#

Sigo con esa costumbre de ir conociendo gente. Siempre me gustó conocer nuevas personas y decidir el lugar que ocupan en mi vida. 
Así llegué al hoy difunto msn. Y conocí un par que han pasado al olvido casi. Después vino el Blog. Los blogs en realidad. Primero éste y después "Paredes" que me hizo conocer otra gente bien diferente de la que conocí con "Mi Bloger..."
De las personas que conocí a través de éste blog es muy difícil que me olvide. Éste espacio me acercó gente muy buena y que a pesar de la falta de contacto sigue bien cerca de mi corazón por los momentos compartidos, los gestos y las charlas y consejos.
Y llegué a twitter sin saber bien como funcionaba. Pensando que era una especie de minuto a minuto de la vida. Que sólo lo usaban personajes de la farándula y otras boludeces así.
Y me equivoqué. Otra vez.
Al principio lo usaba sólo para subir actualizaciones del blog de arte urbano y seguía a gente relacionada a eso y me seguían algunos.
Con el tiempo, y al comprar un teléfono con internet y todo los chiches empecé a usar mucho más el tuiter (así se pronuncia) y comencé a seguir a otras personas que nada tenían que ver con lo que había venido a buscar (?) y así fui sumando seguidores y siguiendo y "conociendo" personas. 
Es muy relativo decir "conociendo personas" porque uno se muestra como quiere que lo vean y eso es lo que uno conoce de cada avatar (porque uno relaciona lo escrito con la foto del avatar) y de a poco va descubriendo gustos, modos de pensar, equipos de fútbol, pasiones, miserias, relaciones y demás cosas que no vino a buscar. O si?
Así apareció la posibilidad de ponerle tres dimensiones a un avatar de gomitas (si, las de colores) con la excusa de pintar un stencil en su pared y comer una pizza. 
Y encontrar, detrás de un avatar el resto de una historia que venia leyendo de a retazos y sin hacer muchas preguntas a través del TL. 
Por eso digo, me digo, que ésta costumbre que tengo de conocer gente y relacionarme es una de esas cosas (pocas) de las que me gusta presumir.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda