Con la frente marchita...

Nunca digas nunca.
Acá estoy otra vez necesitando dejar algunas cosas acá. Las cosas no siempre se dan como uno quiere o espera y eso se acumula y uno va juntando cosas. Y esas cosas se transforman en broncas, dolores de cabeza, el retomar algún vicio y alguna cosa más.Hoy como nunca en todo este tiempo que no estuve mucho  por acá necesite venir y dejar algo. Alguna palabra, algo.
Aunque más no sea.
Tengo ganas y necesidad de volver.
De a poco lo voy a ir haciendo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La Boca del León

La que se Murió de Amor - Leyenda