La Boca del León

Un hombre que vivia en Buenos Aires soñó que en un lugar de la selva un león estaba a punto de comerse a un niño.
En el sueño, el león tenía abiertas sus fauces y a su lado el chico estaba paralizado de miedo. Cuando el león abrió aún más su boca y estaba a punto de tragarse al chico, el hombre se despertó.
Todavia asustado por la pesadilla, el hombre saltó de la cama y caminó hasta la ventana de su cuarto. Estiró los brazos y bostezó largamente.
El chofer de la línea 39, que justo pasaba, quedó contagiado de su bostezo.
La viejita que estaba parada en la vereda, esperando que pasara el coche que llevaba al presidente argentino y al de Senegal, bostezó contagiada por el colectivero.
Al pasar saludando el presidente argentino miró a la viejita y bostezó. Su colega de Senegal también bostezó. La imagen de los dos presidentes bostezando pudo verse en un hotel de la República de Senegal.
El recepcionista del hotel vió en el televisor de la recepción las dos bocazas bostezando y se le ocurrió bostezar a él también.
Un señor japonés que lo vió bostezó antes de subir al omnibus turístico y contagió a un guardaparques que pasó por ese mismo lugar a toda velocidad en su jeep.
Al bostezar, el guardaparque contagió a un gran pájaro que pasó volando.
El pájaro se posó sobre un árbol y abrió su enorme pico. Debajo del árbol había un león a punto de comerse a un chico.
Al ver bostezar al pájaro, el león abrió aún más grande su boca, sin poder evitar el bostezo que vino acompañado de un rugido tan grande que asustó a toda la selva.
El chico aprovechó el interminable bostezo del león para escapar.
El bostezo siguió contagiando en dirección  sudoeste. Pasó por miles de personas, subió a un barco, desembarcó en Bahía Blanca, los camioneros lo trajeron a Buenos Aires...
Hay un sólo bostezo, el único.
Hay un sólo bostezo, siempre el mismo, que va de un lado a otro y ahora viene hacia aqui.....ahhhhhh......

Comentarios

Walteriot ha dicho que…
A Walteriot le gusta esto.
Walteriot ha dicho que…
Huy perdón! esto era un.. como se llama?? ah sí, un blog!!

:D

Muuy buen relato, te felicito, y también me contagió el bostezo.

Saludos!!
LUX AETERNA ha dicho que…
Buenísimo me encantó, me gusta pensar en cosas asi que solo existe un solo bostezo, el unico problema es que hoy por ejemplo que estoy hecho mas percha que el viernes este único bostezo está rebotando en las paredes ya cada rato yo soy el único en la Tierra que bosteza.

Abrazo
Gus ha dicho que…
Walteriot: me alegro que te guste, es un texto que trajo mi hijo del colegio para un trabajo y me encanto porque me hizo bostezar mucho, un abrazo.

Lux: Sabes que lo habia leido hace unos dias y cuando vos subiste lo del bostezo me hizo recordar este texto. Y si a veces "ese" bostezo da la vuelta mas rapido de lo que podemos pensar, un abrazo grande, que descanses.
Nathaly ha dicho que…
ahhhhh....ya paso por chile parece...jajja...me encanto tu historia!!!

abrazos
Sil ha dicho que…
Parece una historia sacada de la peli "The Butterfly Effect", jaja!
Muy buena!
La leí desde el celu en pleno campamento, y me hiciste bostezar!

Abrazos cargados de sueño (?)
Gus ha dicho que…
Nathaly: jaja! te lei y bosteze yo tambien...besos

Sil: Jeje! Viste! Un beso que descanses
milauritas ha dicho que…
Es de buena educacion, poner al final del texto, el nombre del autor...sobretodo, cuando el que escribe, no es uno mismo!!!
Gus ha dicho que…
Milauritas: es verdad eso que decis. Debi haber puesto el nombre del autor pero lo desconozco. Por eso no lo puse. Pense que en el comentario que le habia respondido a Walteriot habia quedado claro que no es un texto mio al decir que lo trajo mi hijo del colegio.
te mando un beso gracias por pasar.
can ha dicho que…
es Ricardo Mariño!
Rocio Peña ha dicho que…
qué tipo de cuento es???????

Entradas populares de este blog

Sueños en Ayunas

La que se Murió de Amor - Leyenda